Apto para niños

Northern Nevada International Dragon Boat Festival

Los kiwanis trabajamos con niños. Es lo que hacemos. A continuación, le describimos algunos puntos a tener en cuenta antes de planificar su próximo proyecto.

Ser un socio kiwanis significa ocupar un lugar especial en el corazón de los jóvenes. Los kiwanis trabajan con personas de todas las edades en los eventos para recaudar fondos, en los proyectos de servicio y en la camaradería, en todo el mundo. Es muy importante cómo usted pasa su tiempo con los jóvenes. Por lo común, no es suficiente ir sólo al evento. Debe tener sentido su misión. Debe demostrar pasión en lo que hace. Ser sabio en su trabajo. Sonreír cuando presta el servicio.

Entonces, ¿qué es lo qué debe saber para poder trabajar con los jóvenes en su comunidad?

LA SEGURIDAD PRIMERO
¿Sabía usted que todo adulto que trabaja con jóvenes menores de 18 años durante un evento Kiwanis debe leer, entender y cumplir con las pautas de protección de menores?

Con más de 300.000 socios en los programas juveniles Kiwanis y con una mayoría de clubes patrocinando o trabajando con jóvenes de alguna manera, es importante recordar que la seguridad y el bienestar de cada niño está encomendada a los kiwanis durante ese momento. Eso implica el cumplimiento de las pautas de seguridad y la verificación de antecedentes penales.

Infórmese. Las políticas de Kiwanis acerca del trabajo realizado con jóvenes están disponibles en la siguiente página Web: kiwanis.org/youthprotection.

Umatilla Elementary School rocket launch, photo by Roberto Gonzalez

RECUERDE: TODOS SON DIFERENTES
Celebre el individualismo. Valore la diversidad. Reconozca que todos somos especiales y que todos aportamos algo valioso al club. Algunos socios estarán más entusiasmados en participar en un servicio que en recaudar fondos. Algunos estarán dispuestos a trabajar detrás de bastidores, en el área tecnológica. Otros sobresaldrán trabajando directamente con la comunidad.

Asimismo, recuerde que el cerebro se desarrolla de manera diferente. Los socios más pequeños en el programa K-Kids deberán planificar un proyecto de manera diferente al que lo harán los socios del Builders Club, ya que el cerebro se encuentra en un nivel de desarrollo diferente. Los socios del Key Club seguro que disfrutan proyectos diferentes a los de los socios K-Kids. Todos somos diferentes. Todos aprendemos y compartimos ideas de manera distinta. Y eso es bueno. Al trabajar juntos, todos se benefician.

“Creo firmemente en el enfoque basado en la estructura y función del cerebro”, dice Lisa Pyron, consejera del club K-Kids de la escuela Park Elementary en Indianapolis y especialista en desarrollo en Kiwanis International. “Hay muchos libros disponibles acerca de cómo funciona el cerebro y de cómo hacer que los jóvenes participen activamente. Trato de hacer lo mejor que puedo para incluir todos los modos de aprendizaje (visual, auditorio, verbal, físico) en lo que hacemos. Sin importar el nivel de habilidad del niño, comienzo las reuniones de K-Kids con movimientos corporales conscientes, nos paramos, nos enfocamos en la respiración y luego una canción. Nos movemos, nos estiramos y nos llenamos de energía positiva para lo que viene. No solo es inspirador para los socios del club, yo también me siento feliz, relajada y dedicada”.

ESTAR PRESENTE
Digamos entonces que su club tiene un proyecto de lectura con el club K-Kids que patrocina. Es una excelente idea. Los socios se inscriben para leerle a los niños un par de veces durante el año escolar. Creo que su club podría hacer algo mejor.

Es importante estar presente de manera regular y de ser constante en la participación. No sólo léales una historia a los niños K-Kids cuando los visite, interactúe con ellos durante el cuento. (Infórmese mejor sobre la lectura interactiva en kiwanismagazine.org/readaloud). Así la historia los cautivará y recordarán sus visitas y estarán ansiosos por su próxima llegada. De esta manera crea fuertes lazos, se convierte en mentor y hace que el aprendizaje y el liderazgo se conviertan en una actividad divertida. Recuerde esto cuando realice cualquier proyecto que patrocine para los jóvenes. No solo se inscriba para patrocinar un K-Kids, Builders Club, Key Club o Circle K sino que también participe activamente. Esté presente de forma regular.

“¡Diviértase!” dice Mary Bowen socia del club Key de la escuela secundaria Fridley High School (Minnesota). “Los kiwanis pueden acercarse a los socios de los clubes Key y marcar una gran diferencia en la vida de los jóvenes. He compartido tiempo con muchos estudiantes y mi vida ha sido marcada por una amistad sincera y duradera. Me hice socio de Kiwanis especialmente por los increíbles programas PLS”.

HMA_170518_0049

Otras maneras de estar presente:
Asegúrese de que los socios de su club Kiwanis presenten voluntariado en los eventos de recaudación de fondos y en los proyectos de servicio y liderazgo del club. Brinde sugerencias de cómo pedir dinero y cómo administrarlo.

  • Esté disponible para ofrecerles consejos cuando lo necesiten. Entrégueles su tarjeta personal.
  • Participe en las elecciones del club PSL y ofrézcase para tomarle fotos y compartirlas en las redes sociales.
  • Actualice el sitio Web de su club Kiwanis incluyendo información de los PSL.

Esté presente, pero recuerde que Ud. está ayudando a los estudiantes a aprender y a liderar. “Recuerde que el club Key Club es dirigido por estudiantes”, recalca Bowen. “Lo más difícil para mi es cerrar la boca. Por naturaleza, soy una persona sociable y estoy trabajando permanentemente en mantener mi ‘boca cerrada’”.

APRENDÁSE LOS NOMBRES DE LAS PERSONAS
Ser amable y agradable ayuda mucho en cualquier situación. Cuando participe de una reunión del Key Club, el presidente del club se sentirá mejor si la llama por el nombre. Por ejemplo: “¡Hola Kaitlyn! ¿Cómo estás hoy?En vez de simplemente decirle: “Qué tenemos programado en la agenda el día de hoy?” Construir relaciones positivas fortalecerá mucho más al club.

“El nombre de una persona es el sonido más importante que pueda escuchar en cualquier idioma”, escribe Dale Carnegie en su libro “How to Win Friends and Influence People” (Cómo hacerse amigos e influenciar a las personas).

APROVECHE LOS MOMENTOS QUE DEJAN ENSEÑANZAS
Considere el siguiente escenario: como consejero del Builders Club, usted participa de una reunión donde la presidente se siente nerviosa al hablar frente a sus compañeros. Se ríe, pone tapa la cara con la mano y realiza bromas humillantes sobre ella misma. Lleva a cabo la reunión, pero al finalizar, sigue realizando comentarios acerca de lo mal que lo ha hecho y se comporta de manera tonta en frente de las personas. Usted podría tranquilamente alejarse, volver a su trabajo o a su casa. O podría apartarla y darle aliento y comentarios positivos de cómo podría mejorar su presentación. Estos son momentos que no debe dejar pasar. Sea aquel adulto que ya ha experimentado eso y que sin embargo sobrevivió al día siguiente. Sea un buen mentor.

_DSF2480

NO TENGA MIEDO
Puede que sea inconcebible, pero hay algunos socios Kiwanis que no se sienten cómodos trabajando con jóvenes.

  • ¿Usted cree que los jóvenes hablan raro?
  • ¿Usted tiene miedo de no compartir los mismos intereses que ellos?
  • ¿Existe una brecha tecnológica que lo paraliza impidiéndole participar en un proyecto en particular?
  • ¿Es tímido?
  • ¿Tiene miedo de no caerle bien a los socios del Key Club?

Todas estas inseguridades son normales, pero usted carga una bolsa llena de trucos mágicos que usted desconoce. Tiene historias que contar. Usted tiene una historia. Puede darles confianza y aliento de que todo saldrá bien. Mientras más hable con los jóvenes, ellos hablarán más y realizarán más preguntas. Estará sorprendido cuánto dará y recibirá en esta relación. No hay nada que temer.

Mary Bowen tiene un par de sugerencias para cualquier kiwanis que tenga dudas en trabajar con jóvenes.

“Los aliento a que los visiten una vez, dos veces o varias veces”, expresa Bowen. “Eventualmente ellos extrañarán a los jóvenes y los jóvenes a ellos”. Asimismo, invite a un socio Kiwanis extrovertido a que acompañe a uno tímido las primeras visitas”.

Y una cosa más, agrega ella: “¡esté al día con las redes sociales! Tengo casi 81 años y tuve que aprender a usar las redes porque era la única forma de comunicarme con los jóvenes del Key Club y mis diez nietos. Estoy muy orgullosa de mi por haber aprendido a usarlas”.


 

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s