Reciclando bicicletas

_DSC1182

UN CLUB KIWANIS JAPONÉS LE ENTREGA BICICLETAS RESTAURADAS A LOS NIÑOS DE CAMBOYA.

Historia y fotos de Jack Brockley

Bicicletas, bicicletas y bicicletas por todos lados. Llegan cientos de bicis a Camboya atravesando la zona sur este de Asia. Están degastadas, rotas y abandonadas. Están acomodadas en pilas de hasta 2,5 metros de altura en remolques tuktuk. Atraviesanlas congestionadas calles de Phnom Penh hasta llegar al mercado de Heng Ly Market, donde hay un puesto de reciclaje de bicis, uno al lado del otro. Allí, se le reemplazan los cambios de marcha, se vuelven a radiar las ruedas y se pinta nuevamente el cuadro. Si tienen suerte, se les coloca un timbre y una canasta en el manubrio y luego son entregadas a los mejores dueños de bicicletas que existen en la tierra: los niños.

Una cálido miércoles de junio, los kiwanis de Camboya y Japón arreglaron 50 bicicletas en una sombreada esquina del espacioso patio de la escuela elemental Sen Sok. Los estudiantes probaron los timbres, removieron cadenas y colocaron los tubos que leían: “club Kiwanis de Fukuoka, Japón”. Los niños más audaces se montaron en los asientos, y con los pies apoyados en los pedales de la bici, pedalearon en el lugar.

Seis socios del club Kiwanis Fukuoka volaron desde Japón hasta Phnom Penh para entregar a los estudiantes de Sen Sok las 50 bicicletas restauradas en el Heng Ly Market. Fue un día especial para los niños, quienes han experimentado momentos difíciles en sus vida. Muchos de ellos han vivido en áreas marginales de la ciudad donde los tiroteos eran frecuentes y, a veces, hasta trágicos. Recientemente, el gobierno reubicó a los residentes de Sen Sok en una nueva comunidad que está siendo construida en la frontera noroeste de la capital. A pesar de que ahora viven en un lugar más seguro, las familias aún deben lidiar con algunas de las necesidades básicas.

“Algunas de las familias no cuentan con los medios para comprar los uniformes escolares a sus niños”, dice Thor Koeun, ex presidente del club Kiwanis de Phnom Penh.

El club Phnom Penh, fundado en el 2013, es reconocido por servir a los niños del área mediante la distribución de útiles escolares, alimentos y uniformes. A través de su participación en la región Kiwanis Asia-Pacífico, los kiwanis camboyanos han despertado el interés de sus compañeros kiwanis para ayudar en esta causa. Con la ayuda de las escuelas del área, los socios del club Phnom Penh comparten la lista de los artículos necesarios con los demás clubes de Asia, cuyos socios visitan Camboya con donaciones de jabones, champú, azúcar, arroz, y quizás lo mas ansiado por los estudiantes… ¡las bicicletas!

Hace tres años, el club Kiwanis Fukuoka creó una relación con el club de Phnom Penh y llegó para entregarle a los estudiantes de la escuela secundaria Hun Sen Kompong 50 bicicletas. El pasado junio, regresaron a Camboya. Esta vez, para entregarlas a los niños de Sen Sok.

“La escuela primaria de Sen Sok cuenta con más de 1.000 estudiantes”, dice Uk Chanveasna, presidente del club Kiwanis Phnom Penh. “De estos 1000 niños, la escuela identificó 165 niños pobres. Debido a que contábamos con solo 50 bicicletas, la escuela incluyó en la lista a los niños más pobres. El resto de los 115 estudiantes recibieron útiles escolares”.

Después de una ceremonia de presentaciones, comentarios y una canción cantada por los niños, los kiwanis dirigieron a cada uno de los 50 estudiantes elegidos a sus bicicletas. Una niña eligió una bici verde con diez velocidades dándole un abrazo a la canastita. Un niño la sacó del montón, caminó con ella hasta la esquina del aula donde la examinó en privado. Pellizcaban las ruedas. Apretaban los frenos. Y el tintineo de los timbres sonaba en todo el patio.

El presidente del club Kiwanis de Fukuoka, Naofumi Sato, estaba feliz.

“Los niños camboyanos estaban inusualmente emocionados”, dice Sato, “lo que nos demostró que este proyecto fue todo un éxito”.

Bicicletas, bicicletas… bicicletas para ir a la escuela. Bicicletas para ir a la casa de un amigo. Bicicletas para hacer los mandados. Bicicletas para jugar.

Bicicletas para los niños.

Cambodia 2019 - J Brockley151


 

Un comentario

  • Felicitaciones, son un ejemplo para todos nosotros y nos impulsa a realizar nuevos proyectos a crear más ayuda en nuestros clubes

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s