Un nuevo hogar lejos de casa

update-1-7-20-switz1a.png

La vida en un campamento de refugiados se vuelve menos estresante, gracias a una casa donada por los Kiwanis de suiza.

Historia escrita por René Rommel

Gracias al club Kiwanis de Gaiserwald-Tannenberg, una familia siria goza ahora de una nueva vivienda en Erbil, Iraq.

Debido a los ataques de Isis y la toma de posesión del territorio, más de 1,5 millones de refugiados           – incluidos casi 1 millón de niños y jóvenes- viven en los campamentos de refugiados en la región de Kurdistán. No hay ningún indicio de que estas personas puedan volver a sus hogares.

Muchas de las tiendas de campaña de los refugiados tienen cinco años y necesitan ser reemplazadas para poder soportar las extremas condiciones climáticas. Al reemplazar las carpas y construir pequeñas casas para las familias, el club Kiwanis de Gaiserwald-Tannenberg y varios donadores particulares, han podido brindar a los refugiados una forma más digna de vivir en los campamentos.

El club apoya un proyecto de larga escala de la iglesia católica romana en Kurdistán. Andreas Mestka, kiwanis del club Gaiserwald-Tannenberg, estuvo presente durante la entrega de la nueva casa a la familia.


 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s