Mejore la seguridad de sus hijos en la Web

Mantener a los niños a salvo de las amenazas presentes en la Web es prioridad número uno.

Cuando la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia del COVID-19, el trabajo y la educación se volvieron remotos a nivel mundial y facilitaron a los depredadores cibernéticos un fácil acceso a los niños y a los adolescentes, con solo apretar una tecla.

Titania Jordan

La depredación cibernética aumentó drásticamente al comienzo de la pandemia, según reporta Titania Jordan, directora de mercadeo y de información para padres de Bark, una empresa de tecnología digital. “Alertamos a los padres de los peligros digitales y enviamos un 23% más de alertas acerca de este peligro, especialmente el de los depredadores cibernéticos”, dice Jordan. 

El estrés adicional originado por esta pandemia también redujo la capacidad de los padres de monitorear las actividades de sus hijos en un momento en que los mismos pasaban más tiempo en línea y con más frecuencia. En abril, mayo y junio de 2020, la policía canadiense vio un incremento en la explotación sexual de niños en varias regiones. En esos mismos meses, el Centro Nacional de los Estados Unidos para menores desaparecidos y explotados reportó un aumento del 81% en comportamientos depredadores cibernéticos.

Nevin Markwart

Los peligros siguen presentes un año más tarde, dice Nevin Markwart, director de seguridad de información de FutureVault, una empresa dedicada a la seguridad virtual.

“Estamos viviendo en un nuevo mundo, una nueva sociedad. Lo que vivimos en el 2020 probablemente se perpetuará”. 

¿Qué debería hacer un adulto preocupado por la seguridad de un menor? A continuación le ofrecemos algunas respuestas:

Active las funciones de control parental. Lo más probable es que su proveedor de cable, internet y celular le permitan limitar el contenido al que pueden acceder sus hijos. Active estos controles en las aplicaciones más conocidas de redes sociales. Para obtener las instrucciones, contacte a su proveedor de servicio o escriba en su buscador de internet el nombre de su servidor o la aplicación y “funciones de control parental”. Asimismo, considere utilizar un servicio de monitoreo que rastree las actividades virtuales de sus hijos y lo alerte en caso de detectar algo.    

No ignore las lecciones básicas de seguridad. Una amenaza común en internet es el “phising” o fraude electrónico: un criminal cibernético envía un correo electrónico simulando representar un sitio o un contacto familiar. En alguna parte de ese correo electrónico aparecerá un enlace, supuestamente acerca de la información de su cuenta, un descuento, un premio por un concurso, un video gracioso o un sin número de otras ofertas. Cuando usted o su hijo haga clic en el enlace, inmediatamente será dirigido a un sitio web que descargará un software malicioso en el dispositivo. Puede que este software monitoree cada tecla que apriete, identifique las contraseñas, busque sus cuentas en la Web, y puede hasta instalar un ransomware (virus o programas de secuestros de archivos o información) que bloquee su acceso a la computadora, al menos que pague una cantidad de dinero para que le permitan usarla nuevamente. 

Markwart sugiere enseñar técnicas básicas acerca del uso de internet tan pronto y con la misma frecuencia que le enseñamos a los niños a lavarse las manos y a cepillarse los dientes. Enfatice la importancia de no hacer clic en los enlaces sin verificar antes si son legítimos (con solo colocar el cursor sobre el enlace podrá ver la dirección actual del sitio web) y no compartir las contraseñas con nadie, excepto los padres o tutores. 

Conozca cómo trabajan los depredadores cibernéticos. Al igual que en el mundo real, los depredadores cibernéticos “preparan” a sus víctimas haciéndolas sentir cómodas, pretendiendo ser de la misma edad cuando chatean o haciéndose pasar por un adulto confiable. Eventualmente, podrían intentar persuadir a los menores a que revelen detalles personales de ellos y los familiares, envíen fotos o se reúnan en persona. 

Tenga conversaciones sinceras y apropiadas a la edad de su hijo. Enfatice que si bien el uso del internet brinda muchos beneficios, también conlleva peligros como en la vida real. Los niños más pequeños puede que no comprendan este concepto, pero si pueden entender el concepto de una persona tramposa”, explica Jordan.

Los extraños no son el único peligro. No ignore una de las causas más frecuentes de daño cibernético: el caber-acoso ocasionado por personas que los niños ya conocen. L1ght, una empresa que utiliza inteligencia artificial para ayudar a los servidores web a encontrar y eliminar publicaciones y actividades peligrosas publicó un estudio que muestra que el discurso de odio entre niños y adolescentes aumentó un 70% en la primavera de 2020.

Preste atención a los signos de advertencia. ¿Está su hijo durmiendo o comiendo más o menos de lo usual? ¿Han empeorado sus notas escolares? ¿No participa más en actividades que solía disfrutar? ¿Se ve enojado, triste o ansioso, especialmente cuando está utilizando la tecnología? ¿Tapa la pantalla del teléfono para que no la vea o se va a su cuarto con el teléfono o la computadora portátil? Estos son indicios de que algo podría estar mal. 

Esté presente. No solo hable con su hijo, converse con ellos. “Si usted simplemente lo ataca diciendo: ‘tienes que hacer esto porque yo lo digo’, probablemente no llegue muy lejos”, advierte Jordan. “Pero si le dice: ‘naveguemos la tecnología juntos. Mamá y papá tienen ciertas preocupaciones y preguntas también y vamos a intentar resolverlas todos juntos’, podrá llegar mejor a su hijo”. 

Aún si no tiene interés en los videojuegos, vea jugar a su hijo. Pregúntele acerca del juego, cómo jugarlo, los niveles que tiene y con quién habla. 

“Usted no dejaría a su hijo de segundo grado en una escuela elemental sin haber visitado la escuela primero”, dice Jordan. “De la misma manera, no puede dejar que su hijo juegue Minecraft, Roadblock o cualquier otro videojuego sin sentarse al lado de ellos y verlos jugar”.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s