Ayudando a los niños a iniciar la escuela con felicidad y salud

Un subsidio entregado por la Fundación de Kiwanis por los niños ayuda a un club de las Bahamas a reanudar su proyecto bandera.

Durante tres años, el club Kiwanis de Freeport en las Bahamas, tuvo que cancelar su mayor evento anual, primero debido al huracán Dorian y luego a la pandemia del COVID-19. Cuando llegó el momento de realizarlo nuevamente, los socios del club querían que el evento fuera “más grande y mejor que nunca”, resalta la presidenta del evento Linda Rahming.

Los rostros sonrientes de los niños en la Feria Dental y de Salud 2022 previo al regreso a la escuela, no dejó duda alguna del éxito del evento. Cerca de 400 niños asistieron con sus familias para recibir exámenes médicos y dentales gratuitos realizados por médicos, enfermeras y dentistas. 

“Los socios y los niños nos apoyaron asistiendo al evento. Pero, mi parte favorita fue ver cómo los dedicados médicos y enfermeras participaron durante todo el día, trabajando duro y sin paga. Les hicieron a los niños un chequeo dental y de salud adecuado”, nos cuenta Rahming, quien también es la expresidenta del club. 

 Una vez finalizadas las revisiones médicas, los niños se podían dirigir al área “divertida” de la feria, donde se encontraban los castillos inflables, toboganes, juegos, pintura de caras y comida. 

“A veces, cuando los niños tienen que ir a ver al doctor o al dentista se ponen ansiosos, por lo que creamos zonas de diversión para disminuir los niveles de ansiedad”, dice Rahming.  

La tesorera asistente del club, Deborah Allen está de acuerdo con el comentario de Rahming: “tratamos de hacerlo entretenido para que los niños no se sientan ansiosos”. Allen añade que los juegos también permiten a los niños hacer ejercicio saludable al aire libre.

Los niños en las Bahamas necesitan tener registrado su revisión médica anual para poder comenzar el año escolar, explica Rahming. Pero, las consecuencias prolongadas del huracán y la pandemia imposibilitaron a muchas familias poder pagar la atención medica correspondiente. Por esta razón, el club Kiwanis de Freeport consideró necesario realizar la Feria Dental y de Salud y solicitó una subvención a la Fundación de Kiwanis por los niños para ayudar con el costo de la expansión del evento.

A través de su programa de subsidios para clubes, la Fundación Kiwanis por los niños apoya proyectos orientados a las causas de Kiwanis como: salud, educación, alfabetización y programas de liderazgo juvenil. La Feria Dental y de Salud se identificó como el proyecto que crearía un impacto permanente en la vida de los niños, uno que abarcaría toda la infancia y los prepararía para un futuro brillante. 

Según Rhaming: “una vez que te propones solicitar un subsidio para el club, el proceso es bastante fácil y los resultados son increíbles”. Descubrió que el personal de la Fundación Kiwanis por los niños estaba dispuesto a responder preguntas y guiar a los socios en cada etapa.

“Realmente no lo hubiéramos podido hacer sin la ayuda de la Fundación Kiwanis por los niños”, resalta Rahming.

Los socios corporativos de la comunidad brindaron la comida y el entretenimiento y los profesionales médicos del servicio de salud Grand Bahama y GB Dentistry (Odontología GB) trabajaron como voluntarios. Esto le permitió al club destinar parte del dinero de la subvención para entregar a los niños mochilas y kits de higiene para llevar a casa. Asimismo, el club otorgó estipendios para ayudar con las compras de los útiles y las cuotas escolares. 

Para Allen, esta fue la mejor parte del evento.

“Cuando salimos de la pandemia, muchas familias se vieron afectadas por no contar con un trabajo. Por esta razón, otorgar pequeñas becas y cupones para ayudar con los libros y demás benefició a muchos niños de la comunidad”, expresa Allen. 

Para Rahming, la parte más gratificante del proyecto fue observar y apreciar el éxito del evento, “después de varias semanas de arduo trabajo”. Simplemente me conmovió ver que el plan y la visión del evento encajaran perfectamente como las piezas de un rompecabezas”.

Con respecto al futuro del evento, Allen asegura que lo repetirán el año entrante.


Un comentario

  • Es maravilloso ver sonreir a los niños, saber que eres parte de esa felicidad es la mejor paga que podemos tener los voluntarios.
    Mi consigna: «unidos somos más», se activa cuando trabajamos con el corazón y unimos nuestras manos a un servicio de amor por quienes más nos necesitan.
    Felicidades a todos los que hacen posible cambiar las lágrimas de los niños por sonrisas. 👏👏

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s