AYUDANDO DONDE MÁS LO NECESITAN

Vea cómo un club Kiwanis en Nueva York colaboró con restaurantes y una biblioteca local para entregar comida a los socorristas del COVID-19.

Tony Iovino, un socio del club Kiwanis de Oceanside (Nueva York) desde hace mucho tiempo vio una oportunidad para asociarse. 

Como asistente del director de la biblioteca Oceanside, Iovino se destaca por conectar negocios locales con proyectos que benefician a la comunidad. Debido a la pandemia del COVID-19, Iovino aprovechó las conexiones de la biblioteca y la generosidad de los socios del club Kiwanis y los conectó con los restaurantes locales que estaban perdiendo dinero después de que se implementaron las reglas de distanciamiento social, obligándolos a cerrar. 

Ahora, todos están trabajando juntos para proveer comida a los socorristas.

El club decidió realizar un proyecto en línea para recaudar dinero y así comprar las comidas preparadas por los restaurantes locales. La biblioteca conectó al club con una fundación local que contribuyó con USD 20.000 y así se lanzó el proyecto.

Mi responsabilidad en la biblioteca siempre ha sido unir a diferentes grupos de la ciudad para que realicen proyectos”, dice Iovino. “Realizo muchos eventos de recaudación de fondos para Kiwanis, así que cuando comenzamos a planear este proyecto de comidas, me pareció una gran idea porque nuestro club trabaja mucho con el hospital Mt. Sinai South Nassau.

“Llamé al hospital porque estaba seguro de que ellos necesitaban algo, y respondieron que entregarles comida sería de gran ayuda. Asimismo, le entregamos comida al Departamento de bomberos Oceanside y a los socorristas”.

Aparte de usar la lista de correo electrónico de la biblioteca, el club utiliza también las redes sociales, su cuenta PayPal y les pide a los socios que compartan el proyecto en sus cuentas sociales. El club comenzó con USD27.000 para ayudar a la economía local y así brindar una comida a los socorristas.

“Casi 150 personas han donado”, dice Iovino. “Además, Kiwanis hizo una gran donación y recibimos donaciones de Knights of Columbus, la Cámara de Comercio y de los Kiwanettes”.

Al final, se convirtió en un proyecto comunitario. “Si lo hubiéramos hecho solo los Kiwanis, lo habríamos hecho bien y quizás servido un par de comidas, pero al involucrar a la biblioteca y a los demás, realmente hemos redoblado los logros”.

Cualquier club puede realizar un Proyecto como este, dice Iovino. El primer paso es contactar a los beneficiarios, en este caso el hospital y el departamento de bomberos, para determinar cuáles son sus necesidades y horarios. El club Oceanside ordena comida para el desayuno, almuerzo y cena y coordina con los beneficiarios el horario y las comidas que se necesitan.

Iovino luego contacta a los restaurants para determinar qué grupo puede preparar la comida y entregarla.  

“El club ordena 200 sándwiches o arrollados. Divido el pedido entre dos restaurantes para que ambos puedan ganar dinero”, comenta.

Los restaurantes han ofrecido descuentos, pero el club ha insistido en pagar el precio establecido para ayudarlos durante esta tormenta. 

“El proyecto se lleva a cabo sin tener contacto alguno entre las personas, y a la vez todos se ayudan”, dice Iovino. “No existe riesgo alguno, los restaurantes locales ganan dinero y es una gran manera de retribuir a la comunidad”. 

Para más información, visite: https://vimeo.com/405521571


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s