LOS CLUBES USAN LOS SUBSIDIOS PARA COMPRAR COMPUTADORAS A LOS NIÑOS

Los clubes Kiwanis locales de Ontario, Tobago y Tokio, entregaron computadoras a niños carenciados para que puedan realizar las tareas escolares durante la pandemia del COVID-19.

Cuando se produjo la pandemia del COVID-19, se interrumpieron las clases afectando a más de 1,5 mil millones de niños en todo el mundo. Para algunos estudiantes, la transición ha sido relativamente fácil. Las clases se toman utilizando las computadoras de la familia o las computadoras portátiles de los estudiantes. 

Sin embargo, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la educación, la cultural y la ciencia) destacó que cerca de 830 millones de jóvenes en todo el mundo no tienen acceso a una computadora. Varios clubes Kiwanis están trabajando para resolver la división digital expuesta por el coronavirus. 

Mediante los subsidios otorgados por el Fondo Kiwanis por los Niños, los clubes trabajan con los distritos escolares para brindar la tecnología correspondiente a los estudiantes. 

Mientras entregaba canastas con alimentos a las familias de Scarborough (Tobago), Shelly-Ann McPherson-Price dijo que su club se enteró de los obstáculos que enfrentan las familias en su comunidad. Shelly-Ann supo acerca de una familia con seis hijos, todos tratando de hacer las tareas escolares, usando el teléfono inteligente [DM1] [FA2] [FA3] del padre. 

El club Kiwanis de Scarboroug utiliza el subsidio que recibió del Programa de respuesta al COVID-19 para entregar alimentos, laptops y servicios de internet a 30 niños de seis familias. 

¿Cómo puede ayudar? Haga una donación al Fondo Kiwanis por los Niños para que los Kiwanis puedan satisfacer las necesidades inmediatas de todos los niños del mundo, especialmente durante esta crisis. 

“Al menos podemos ayudar a las familias con muchos hijos que no tienen computadoras”, indica McPherson-Price, añadiendo también que la isla ha sido afectada bastante, debido a la falta de turismo. 

El Club Kiwanis de Kanata-Stittsville también utiliza un subsidio del Fondo por los Niños para cubrir la brecha tecnológica en el este de Ontario, señala Glynn Kneebone, presidente del club. Los socios del club Kiwanis de Bytown trabajan con los directivos de las escuelas parroquiales y públicas para identificar a los estudiantes que necesitan computadoras. 

Mientras que algunos distritos les prestan computadoras a las familias, los Kiwanis están comprando computadoras portátiles Chromebook que los estudiantes pueden quedarse. Antes de recibir el subsidio, los clubes recaudaron suficiente dinero para comprar 60 computadoras. El subsidio le permitirá al club entregar otras 11 computadoras portátiles mediante el programa “Computadoras Kiwanis para los Niños”.

Los clubes no conocen a las familias, pero sí las circunstancias por las que están pasando, señala Kneebone. Por ejemplo, entregamos computadoras a las familias indígenas de Canadá (Canadian First Nation Families); a una familia que recientemente inmigró a Canadá desde Guinea Ecuatorial; a una familia con cinco hermanos, incluyendo dos con problemas de aprendizaje; y a hermanos que viven con su abuela ya anciana. 

Kneebone nos cuenta que el club, que recientemente celebró su segundo aniversario, estaba considerando un proyecto de computadoras antes de que la pandemia obligara a los estudiantes a permanecer en sus hogares. “Sabíamos que esto era un problema, pero nadie imaginaba su amplitud hasta que ocurrió el COVID-19”, remarca Kneebone.

La respuesta al programa por parte de los funcionarios de las escuelas ha sido gratificante. 

“La pandemia pasará, pero esta iniciativa realizada por los socios de los clubes Kiwanis tendrá implicancias de gran alcance, ya que permitirá a los estudiantes alcanzar la excelencia y la igualdad”, según la carta que el directorio de la escuela católica de Ottawa le envió al club Kiwanis de Kanata-Stittsville. 

Al 11 de mayo, el Fondo Kiwanis por los Niños ha entregado 27 subsidios con un total de más de USD61.000. A continuación, le incluimos algunos otros ejemplos de cómo los clubes utilizan los subsidios para servir a su comunidad:  

Club Kiwanis de Tokio: Los Kiwanis están comprando computadoras y tabletas para ayudar a los niños que no tienen acceso a la tecnología. El club se enfoca en ayudar a los hogares de niños administrados por el estado.

 Club Kiwanis de Tambun, Perak, Malasia: El club Kiwanis entrega cajitas de comida para el almuerzo y la cena a un orfanato y a hogares que asisten a los discapacitados y a los ancianos. El club ha distribuido más de 25.000 cajitas con comida. 

Club Kiwanis de Beavercreek, en Ohio: El club utilizará el subsidio para ayudar al Banco de comidas Feed the Creek Food Pantry, que sirve más de 4.500 desayunos y almuerzos a los niños que no reciben más la comida en la escuela. 

Club Kiwanis de Magandang Gensan, Filipinas del Sur: aproximadamente 150 familias recibirán barbijos, desinfectantes de mano y paquetes de alimentos gracias a este club Kiwanis. Asimismo, el club espera poder enseñarles a las madres desempleadas cómo coser tapabocas reusables para así ganar dinero. 

Club Kiwanis de Sincelejo, en Colombia: El club está trabajando para brindar alimentos, cuidados de salud, computadoras y servicios de internet a las familias de la aldea de Vereda Policarpa. 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s