EN BUSCA DE LA PAZ INTERIOR

¿Estresado? A continuación, le brindamos unos consejos para relajarse y disminuir la ansiedad.

Los compromisos diarios que tenemos ya implican estrés. Si a estos le sumamos una pandemia, las cosas pueden empeorar. La buena noticia es que muchas de las tácticas para reducir el estrés todavía son válidas.

Está comprobado que hacer ejercicio, armar rompecabezas, despertar su artista interior y meditar son métodos que alivian el estrés. Mientras que estas actividades pueden no ser del todo llevaderas al principio, pueden convertirse en satisfactorias con la práctica, dice Lori Desautels, Ph. D. y profesora adjunta de la Universidad de Butler, en Indianápolis, Indiana (EE.UU.). Desautels, quién también está a cargo de un simposio de neurociencia educacional, dice que hacer ejercicio es muy importante, aún si es una caminata a paso ligero. 

El ejercicio también puede incluir algo tan simple como respirar profundo. “Nuestra respiración es una herramienta que puede regular el sistema nervioso”, explica Desautels. “Muchas personas respiran suavemente sin prestar atención. Si toma tres respiraciones profundas realizando pausas prolongadas entre cada respiración, disminuirá la frecuencia cardíaca y la presión arterial”. Desautels agrega que esto es beneficioso para las personas de todas las edades siempre que lo realicen dos veces al día”.

Ella recomienda incorporar algún tipo de estímulo mientras se realizan los ejercicios de respiración; por ejemplo, escuchar el canto de los pájaros puede ser un estímulo beneficioso. “Si logra enfocarse y prestar atención a un estímulo durante 90 segundos, su cuerpo puede limpiarse y desechar todas las emociones negativas en esos 90 segundos”, resalta Desautels.

Escribir un diario puede ser beneficioso también. Y si no es un escritor, dibujar puede ayudarlo. “Ahora sabemos que hacer arte calma enormemente el sistema nervioso”, dice Desautels. “El arte que elija puede ser pintura, dibujo, bordado, crochet, cualquier actividad que implique el uso de las manos”.

La música también puede ayudar, ya sea tocando un instrumento o aprendiendo a tocar uno nuevo, sin importar su edad. Hasta cocinar u hornear son consideradas actividades de relajación debido al patrón repetitivo de la actividad en sí, como hornear pan o hacer fideos. 

“La razón por la cual la mayoría de las personas abandonan una dieta o el hacer ejercicio en enero no es la falta de voluntad, pero sí la capacidad de comenzar un hábito nuevo o una forma nueva de vivir”, dice Desautels. El nuevo hábito obliga a las personas a salir de sus rutinas y limites habituales, al probar nuevas cosas. Estos cambios obligan al cerebro a desarrollar nuevos circuitos y a estimular conexiones nuevas. 

Lo más importante para recordar en estos momentos es el cuidado personal, recalca Desautels. Esto puede ser sentarse en silencio, tomar una pequeña siesta, escuchar música, prestar atención al medio que lo rodea – cualquier cosa que le permita un breve momento para incorporar maneras de mantenerse tranquilo y en equilibrio emocional. 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s