MANTENGA ACTIVA SU MENTE

Respire, lea, arriésguese, diviértase

El estar activo implica generalmente mantenerse en forma haciendo ejercicios o practicando algún tipo de deporte. Sin embargo, mantenerse activo también implica mantener la mente activa, algo que la mayoría de las personas ignora.

De hecho, ejercitar el cerebro puede que sea uno de los ejercicios más importantes que una persona pueda realizar.

“El cerebro cambia continuamente y construye nuevas conexiones durante el transcurso de la vida”, explica Lori Desautels, adjunta de la escuela de educación de la universidad de Butler, en Indianápolis, Indiana. “Nunca será lo suficientemente viejo para realizar esto, porque el cerebro se construye con las experiencias. Si no tiene experiencias nuevas, el cerebro se atrofia”.  

Para los socios del club Kiwanis que están consagrados al servicio, Desautels resalta que es importante dedicar tiempo a uno mismo. Los adultos en el campo laboral, ocupados con eventos sociales y voluntariado, generalmente no dan prioridad a sus necesidades.

“Tenerse compasión y cuidarse no implica ser egoísta, es importante renovarse” señala Desautels. “Si está demasiado cansado, no podrá servir a los demás”.     

Desautels sugiere los siguientes métodos para iniciar el autocuidado de la mente y el alma:

Incorpore actividades novedosas en su vida. Cuando sale de su zona de confort, usted se obliga a realizar actividades que estimulan el pensamiento. Esto incluye hacer cosas que al principio parecen incómodas. Entre las actividades pueden incluirse pintar, tejer, crochet, o música ya que todas ayudan a calmar el sistema nervioso frente a una situación de estrés. 

Lea, estudie y aprenda. Lea libros interesantes, estudie diferentes temáticas y aprenda a usar nuevas tecnologías. La curiosidad y la anticipación son importantes para mantener la mente activa y como nuestro cerebro está diseñado para sobrevivir, siempre estamos listos para la próxima experiencia nueva. 

Respire profundo.  La respiración puede regular el sistema nervioso. Por lo general, respiramos superficialmente y no prestamos atención a la forma en que respiramos. Respire profundo tres veces, dejando que la exhalación dure un poco más de lo normal y disminuya la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Desautels sugiere que realice este ejercicio dos veces al día. 

Alcance la plenitud mental.  Realice ejercicios de concentración implementando prácticas de enfoque y de respiración. Acuéstese o siéntese en un lugar tranquilo y concéntrese en escuchar música o el sonido de los pájaros durante 90 segundos. Este ejercicio eliminará las emociones negativas del cuerpo. ¿No tiene ningún tipo de sonido cerca? Use las papilas gustativas entonces. Coloque una uva, una pasa o un chicle en la boca y enfóquese en el gusto. Logrará los mismos resultados.

¡Diviértase!  La diversión surge cuando hay interés y pasión. Haga cosas que le interesen y que ame hacer pero que no las hace porque no se toma el tiempo para hacerlo. Pruebe cocinar u hornear.    

Salga de su rutina.  Realice algo diferente. Los humanos son seres rutinarios, realizan la misma cosa de la misma manera en todo momento.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s