LA CIENCIA ACONSEJA PASAR TIEMPO AL AIRE LIBRE

Estudios académicos demuestran que ejercitar al aire libre proporciona beneficios al cuerpo y a la mente. 

La facultad de medicina de Harvard reporta que pasar tiempo al aire libre favorece el bienestar de la persona siempre que se tomen las medidas adecuadas, como usar protector solar y verificar la calidad del aire. 

Los niños son los que más se benefician, es por eso que los padres, por lo común, los alientan a salir. Estudios demuestran que los niños pasan hasta seis horas al día frente a pantallas electrónicas, y eso fue antes de que la pandemia del COVID-19 requiriera la participación de clases virtuales. Las actividades al aire libre implican el doble de movimientos físicos que las actividades adentro.

Los adultos también pueden beneficiarse con las actividades al aire libre, ya que el movimiento ligero y físico otorga beneficios. Los investigadores de la Universidad de Essex en el Reino Unido reportan que hacer ejercicio en la naturaleza – “ejercicio verde” – brinda beneficios increíbles a la autoestima y al estado de ánimo. 

Caminatas en parques, senderos o hasta en un barrio pueden proporcionar conexiones con la naturaleza como escuchar el canto de los pájaros, sentir la brisa y oler el perfume de las flores y los árboles. Un estudio demostró que un grupo que realizó caminatas al aire libre experimentó sentimientos más positivos que el otro grupo que pasó el mismo tiempo corriendo adentro en una máquina para correr. A pesar de que ambos grupos reportaron más beneficios que el grupo de personas sedentarias, el grupo que estuvo al aire libre reportó los mejores resultados.

Otros de los beneficios de hacer ejercicio al aire libre es quemar más calorías porque, por lo general, una vez al aire libre, las personas tienden a pasar más tiempo afuera. Estar en contacto con la naturaleza hace sentir mejor a las personas y puede bajar la presión arterial. Los adultos reportan que hacer ejercicio al aire libre es más divertido que hacerlos en el gimnasio. El aire fresco hace una gran diferencia. 

La próxima vez que tenga que decidir si hacer ejercicio en el gimnasio o salir a caminar afuera, tenga en cuenta que la segunda opción es la mejor. Estar afuera brinda los beneficios del sol y del aire fresco que pueden ayudar a prevenir la depresión, aliviar el estrés además de ser una actividad social. Y hay otro punto positivo: ¡las actividades al aire libre son gratis!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s