CREADOS PARA AYUDAR

Cultivar compasión es parte esencial de la experiencia humana y algo que el mundo necesita ahora mismo.  

Historia escrita por Julie Saetre 

Cuando la pandemia cambió el mundo en marzo de 2020, los socios de la familia Kiwanis se pusieron en acción para ayudar al personal de primeros auxilios, a las personas aisladas o vulnerables al COVID-19 y a aquellos que de repente se encontraron enfrentando necesidades básicas como alimentos, refugio y suministros. Básicamente, hicieron lo que los socios de nuestra familia Kiwanis siempre hacen: ser compasivos. 

el doctor James R. Doty

“Compasión implica reconocer el sufrimiento en otra persona y desear ayudarla para aliviar su dolor”, explica el doctor James R. Doty, profesor clínico de neurología, y fundador y director del departamento Center for Compassion and Altruism Research and Education (CCARE) de la universidad de Stanford, en California. 

Sin embargo, fuera del universo Kiwanis, el comportamiento humano en el 2020 fue mucho menos reconfortante. Si bien presenciamos valentía y desinterés en muchas personas que enfrentaron la pandemia, también vimos ejemplos atroces de gente comprando y acumulando alimentos y suministros, quebrantando las regulaciones de salubridad y señalando con el dedo a los demás. Sume esos comportamientos al ambiente tóxico que giraba en torno a la política nacional y mundial, y la compasión parecía a veces algo difícil de detectar.

“Las personas tenían miedo y estaban ansiosas”, dice Doty. “Se sintieron amenazadas y sus reacciones en vez de ser más accesibles, inclusivas, amables y consideradas, dejaron aflorar lo peor de ellas”.

Cualquier lectura rápida de una publicación en alguna red social es suficiente para hacer sentir a alguien un poco desesperanzado, convirtiendo esta división en una tarea casi imposible de unir. Por suerte, para todos nosotros, la compasión está programada en el ser humano. Los que la estudian dicen que podemos cultivarla para crear un mundo más gentil y amable. 

Thupten Jinpa

“La compasión es un valor humano importante que ha sido reconocido ciento de años atrás”, dice Thupten Jinpa, presidente del Instituto Compassion Institute in Half Moon Bay, en California y el traductor principal del Dalai Lama desde 1985. “Por esta razón, la compasión es el cimiento de toda enseñanza en todas las religiones”. 

Es también parte intrínseca de la sobrevivencia humana. A diferencia de otras especies que crían descendientes durante un período de semanas o meses, los humanos deben criar a sus hijos durante aproximadamente dos décadas, creando vínculos estrechos y desarrollando importantes habilidades sociales. La crianza de los hijos implica una cantidad infinita de paciencia, resistencia y sacrificio durante años. Y aún así, es considerada una de las experiencias más gratificantes.

“Cuando nos preocupamos por otra persona, uno descarga en el cerebro un neurotransmisor, una hormona llamada oxitocina”, explica Doty. “Muchas personas la denominan la hormona del ‘amor’ o de la ‘comprensión’. Cuando esta hormona es producida, activa los centros de placer y de la gratificación en el cerebro, muy importante para la sobrevivencia humana”. 

Cuando elegimos la compasión, el resultado es mucho más que mejorar la vida de los demás, nos convierte en seres humanos más saludables y felices. 

“La ciencia demuestra que cuando uno es compasivo con el otro, esto afecta su psicología de manera positiva”, dice Doty. “Las funciones cardíacas mejoran. La presión arterial mejora. El sistema inmune se fortalece. Disminuye el nivel de hormonas de estrés. La producción de proteínas inflamatorias disminuye. Y por supuesto, estas son asociadas con estados de enfermedad crónica. Por lo que cuando es compasivo, esto tiene un efecto positivo en la fisiología periférica y en el cerebro”.


Un comentario

  • El valor de la compasión, debemos practicarlo cada día, contribuyendo a mejorar la comunidad que nos rodea.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s