ECONTRAMOS LA COMPASIÓN EN LOS TEXTOS DE LOS LIBROS

La misión de una mujer, encontrar libros infantiles de diversidad cultural,  lleva a la creación de una base de datos, con capacidad de búsqueda. 

Tura Foster Gillespie de Arlington, en Virginia, se dedica a fomentar la compasión humana mediante su proyecto: “Enseñando compasión en la diversidad cultural”. 

“Antes de aprender acerca de otras culturas y honrarlas, primero debemos aprender a respetar y a tratar con dignidad a todos los seres humanos”, escribe en su sitio Web (teachingculturalcompassion.com)

Gillespie lo hace mediante libros infantiles ilustrados. Desde el 2013 al 2016, Gillespie trabajó en una librería para poder costear sus estudios en el seminario teológico Wesley en Washington D.C. Un día que trabajaba en la sección infantil porque su colega estaba de vacaciones, Gillespie conoció a una clienta que pondría en marcha el proyecto “ Teaching Cultural Compassion” (Enseñando compasión en la diversidad cultural).  

“Se me acercó una mamá afroamericana que se veía afligida. Me miró y me preguntó: ‘¿no tienes ningún libro donde mi hijo se pueda identificar con los personajes?’

Gillespie ayudó a su clienta en la búsqueda, leyendo cada uno de los títulos infantiles; pero solo pudieron encontrar dos cuentos, ambos escritos en la década de los sesenta.

“No había ninguna razón valedera, para que 50 años más tarde, todavía no contáramos con una variedad de libros más amplia”, dice Gillespie. “No estaba bien”. 

Se volvió su misión encontrar libros infantiles ilustrados y de calidad que representaran las experiencias de diferentes grupos de niños. Asimismo, debía organizar los títulos en una base de datos en línea con capacidad de búsqueda. Hoy en día, esta base de datos incluye más de 1000 libros, con muchos más que se añaden a diario. Asimismo, Gillespie se asegura de contar al mundo porque son tan importante los cuentos con historias de inclusión. Visite teachingculturalcompassion.com y aprenda más acerca de este proyecto. 

“Los niños deben verse representados en los libros”, resalta. “Y los niños deben ver a otros niños que no se parecen a ellos como héroes de historias también, para que así puedan apreciar la dignidad humana. Necesitamos que los niños sepan que pueden salvar al mundo, pero también necesitamos que sepan que alguien que no se les parece también puede hacerlo. Saber que alguien que no se parece a ellos también puede ser el héroe los ayuda a descubrir a las personas que viven en su mundo, pero que se ven diferentes”. “Cualquiera puede salvar al mundo”. 

Los adultos también están interesados en leer estas historias. Libros ilustrados acerca de la diversidad y la inclusión pueden dar inicio a conversaciones acerca de temas de inclusión, igualdad y compasión que de otra manera serían difíciles de abordar.

“Los libros ilustrados tienen un mínimo común denominador que es la empatía”, nos explica Gillespie. “Ver a una persona como ‘el otro’ en un cuento infantil ilustrado facilita el entendimiento de la empatía, porque es la manera menos amenazadora de toparse con la otra persona. Y ver algo desde la perspectiva de un niño, siempre facilitará la detección de la empatía porque esa suposición de inocencia está presente. Por lo tanto, es más fácil detectar la empatía, aún para los adultos, leyendo cuentos ilustrados. Una persona puede crecer mucho durante esa lectura”.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s