DE NIÑOS A HOMBRES

En un hogar estatal de Jamaica, 19 jóvenes infectados con HIV viven aislados de la sociedad desde que nacieron. El socio Kiwanis, Dwayne Cargill, está cambiando sus vidas. 

Escrito por Cindy Dashnaw

En un hogar estatal de Jamaica llamado Mateo 25:40, 19 jóvenes infectados con VIH desde que nacieron viven aislados de una sociedad que los evita.  El estigma del VIH es tan fuerte en esta área que las mismas madres que contagiaron a estos niños al nacer o por amamantarlos también los abandonaron por vergüenza. 

Hace dos años, Dwayne Cargill, entonces primer vicepresidente del club Kiwanis de North St. Andrew (Jamaica), se enteró de la existencia de estos niños. Él tomó una decisión: como presidente, lideraría y enfocaría los esfuerzos del club para cambiar la vida de estos muchachos. 

“Estos jóvenes no tenían donde ir después de dejar el hogar. Ellos terminaban en la calle. Esto no es lo que queríamos para ellos”, resalta Cargill. 

Los jóvenes, entre 15 y 25 años, estaban enojados con la vida y no confiaban en los voluntarios que los visitaban muy de vez en cuando. 

“Nunca nadie ha permanecido presente en la vida de estos muchachos. Por eso, decidimos ayudarlos para que se conviertan en ciudadanos productivos. Sabíamos que, con los diferentes talentos existentes dentro de nuestro club, podíamos marcar una diferencia en la vida de los jóvenes”, dice Cargill.

El expresidente, Mark Russell, formalizó un programa de tutoría y desarrollo de habilidades.

“Tenía 15 años. Sé lo que es desconfiar de alguien que te cuenta una historia”, Russell contó durante una entrevista con el programa televisivo CVM at Sunrise. “Parte de nuestra intervención incluye sesiones de rap. Antes de poder ayudarlos… tenemos que mostrarles que son reconocidos como seres humanos”. 

Cincuenta y un socios del club han participado en excursiones educativas, partidos de fútbol, presentaciones de diferentes oradores y capacitaciones en modales, relaciones, entrevistas de trabajo y mucho más. 

“Ahora nos reconocen y ven que no somos como ningún otro club, por lo que dé a poquito vamos ganando su confianza”, comenta Russell.

En un concurso de talentos organizado por el club, algunos de los jóvenes interpretaron canciones compuestas por ellos mismos. Esta es la clase de comportamiento que le indica a Cargill que el club está teniendo un efecto positivo en los jóvenes. 

“Desde que estuvimos allí, la respuesta de ellos ha cambiado mucho. Comenzaron a decirnos: ‘Nos vemos el lunes, ¿correcto?’ Sabíamos que estábamos fortaleciendo nuestro vínculo con los muchachos”.

El presidente electo y primer vicepresidente se han comprometido en continuar con el programa. 

Siga al club en: facebook.com/kiwanisnsa.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s