Salvadores de vida

Los Kiwanis en Italia brindan lecciones para salvar vidas.

Historia escrita por Julie Saetre

2017 02 heart2

Cualquiera que haya tenido que llamar a una ambulancia para salvar a un ser querido, a un amigo, o hasta un extraño sabe cómo se siente. Los segundos parecen minutos a medida que crecen la ansiedad y la impotencia: ¿Llegará a tiempo el vehículo para salvar al paciente?

Los socios del club Kiwanis de Panormo (Italia), decidieron reemplazar el miedo por la actuación abordando dos tipos comunes de emergencias: Accidentes por asfixia (especialmente entre los niños) y ataques cardíacos.

El presidente del club C. Alessandro Mauceria dice que más del 50 por ciento de las muertes por asfixia ocurre entre niños menores de 5 años. Para salvar una vida, la asistencia tiene que ser inmediata.

“La efectividad del alivio está relacionada con el tiempo de ejecución”, explica él. “Más allá de este umbral, la capacidad de sobrevivir se reduce a un diez por ciento cada minuto que pasa. Y por lo general, aún si logra sobrevivir, el daño es irreversible debido a la prolongada falta de oxígeno que sufrió el cerebro”.

2017 02 heart4

Es crítico recibir atención inmediata en caso de ataques cardíacos ya que cerca de 70.000 personas son afectadas anualmente en Italia, agrega Mauceria.

“Los estudios establecen que la mitad de las personas afectadas podrían salvarse si los expertos pueden intervenir dentro de los dos minutos o menos de ocurrido el ataque”.

Por lo que este pasado octubre, los socios del club Panormo firmaron un acuerdo con una asociación nacional compuesta de doctores e instructores que enseñan la maniobra Heimlich para asistir a las víctimas de asfixia y resucitación cardiopulmonar a las víctimas de ataques cardíacos. Casi todas las semanas, los kiwanis visitan escuelas, iglesias, clubes deportivos y otras organizaciones públicas para demostrar las técnicas de salvataje diseñadas para los adultos, jóvenes y niños. Operadores especializados también realizan una demostración de cómo usar un desfibrilador, dispositivo utilizado para restablecer el ritmo cardíaco en un paciente mediante la administración de descargas eléctricas.

Sin embargo, para algunos de los socios del club Panormo, informar a las personas no es suficiente, por lo que se certificaron en Desfibrilación y Soporte Vital Básico (BLS-D), requisito necesario en Italia para usar un desfibrilador.

“Es importante poder salvar vidas”, resalta Mauceria. “Queremos estar listos para poder hacerlo en cualquier momento que se presente la situación”.


Esta historia apareció originalmente en la edición de junio de 2017 de la revista Kiwanis

 

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s