Exhibición de carros y de bombas de gasolina

p029_KIM_1017

Un Kiwanis suizo es un apasionado de bombas de gasolina y carros clásicos.

Historia y fotos de Kasey Jackson

Martin Jaggi, con una sonrisa en su rostro, está sentado en su oficina del Museo Energy Park Event Museum, ubicado en Laupersdorf, Suiza. Alguien acaba de mencionar la increíble vista que Martin tiene desde su ventana, un manto de césped perfectamente cortado que desaparece al desplazarse lentamente hasta las montañas Jura, ubicadas en los Alpes occidentales.  No es necesario aclarar que es un verde intenso que reposa en un cielo azul sin nubes.

“Es casi perfecto”, dice Jaggi.

_DSC3776
Martin Jaggi es socio del club Kiwanis de Oensingen-Bechburg.

Pero los visitantes del Energy Park Event Museum no solo vienen a Laupersdorf por el maravilloso paisaje del lugar. Ellos quieren ver lo que se encuentra dentro del edificio, en los pisos debajo de la oficina de Jaggi.

“Colecciono bombas de gasolina”, cuenta Jaggi. “Tengo muchas. Carros también”.

Esto se convierte en una atenuación al entrar a la sala de exposición de dos pisos que ocupa la mayoría del amplio lugar. El edificio es la base de operaciones de Jaggi ya que ahí realiza sus múltiples negocios: museo de carros, planificación de eventos y publicidad. Todas estas profesiones son útiles cuando los kiwanis de Zofingen necesitan ayuda para planificar el festival anual de jazz (lea el artículo “A todo Jazz”, edición septiembre 2017). Jaggi ayuda con la logística de las bandas y se encarga también de la publicidad y promoción del evento. Pero si usted está aquí, lo más factible es que esté por la exhibición de carros.

_DSC3672

¿Cuándo es que Jaggi, dueño y gerente del lugar, obtuvo todo esto?

“A los 15 años, comencé a coleccionar bombas de gasolina porque nadie más estaba interesado en ellas”, lo dice riéndose.  “Vi una bomba de los Estados Unidos, que era un Art Deco y me pareció fantástica.  Entonces las comencé a coleccionar”. Según Jaggi, no muchas personas en Europa estaban o están coleccionando bombas de gasolina. Y no muchas personas cuentan con una colección que pueda competir con la de él. “Tengo más de 600 bombas de gasolina”, recalca.

“Creo que es una de las colecciones más grande del mundo. Tengo una bomba de gasolina de cada década. Hay personas que solo coleccionan las de los años 30, 40 o 50, pero yo las colecciono de cada década”.

Durante ocho años, Jaggi fue dueño de un museo pequeño ubicado en un pueblito cercano, pero no llevó mucho tiempo para que su colección no cupiera en el lugar”.

Recibí de un coleccionista una colección de 150 bombas de gasolina”, cuenta Jaggi. “Él tenía más de 80 años cuando me entregó toda la colección de manera gratuita porque nadie más estaba interesado en las bombas de gasolina”.

Con los años, muchas personas le han dado a Jaggi muchas bombas de gasolina gratis. Y también carros. Las personas quieren que los demás disfruten de sus colecciones, dice él, es por eso que preguntan si pueden donar al museo Energy Park de Jaggi. Es difícil rechazar obras de arte gratuitas.

_DSC3689

“Soy un coleccionista no un vendedor de autos”, resalta Jaggi.  “El año pasado, un hombre me dio nueve carros restaurados porque él debía ir a un hogar de ancianos. ¡Nueve carros! Él me dijo: “¿Qué voy hacer con mis carros? Quiero que las personas puedan verlos”.

“¿Acerca de mis carros?”, dice él mientras recorre la sala de exposición. “Alguno de mis primeros carros fueron Studebakers. No son comunes aquí en Suiza. Para mí, ellos hacen los mejores carros, tienen el mejor diseño. Tenía 17 años cuando obtuve mi primer Studebaker de los Estados Unidos. Luego trabajé arreglándolo y quedó restaurado. Ahora tenemos un museo que tiene las puertas abiertas para todos.

“Hay tantos por elegir que sería difícil elegir sus favoritos, ¿no?” Jaggi ni pestañea cuando le hacen la pregunta. No duda ni un segundo.

“Mis carros favoritos”, responde. “Tengo dos. El Mercedes 300 SL y el Facel Vega2, que es muy difícil de conseguir.  Solo construyeron 182 de estos carros. Era el carro más veloz del mundo en 1964. El Mercedes 300 SL cuenta con dos versiones: el Gullwing y el convertible.  Tengo dos. El otro está en casa”.

_DSC3668

Jaggi es dueño de aproximadamente 50 carros. Otros carros de la colección son: Panhard Dyna X-86 de 1950, Packard Viktoria Graber Cabriolet de 1932, Studebaker Champion de 1951 y un Citroën 15 Six de 1950.

Pero no importa cuantas preguntas le hagan sobre los carros, él siempre lleva la conversación a las bombas de gasolina.

“Es que me gusta tanto el diseño de las bombas”, dice él señalando una bomba de gasolina Polly que llegó desde Indiana. “Es un objeto de diseño. Después de los años 70, las bombas se vieron todas iguales. Las antiguas son hermosas”.


¿Conoce a algún Kiwanis que esté haciendo algo increíble? Envíenos la historia por correo electrónico a: shareyourstory@kiwanis.org.

 

Submit a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s