Muñequitos que brindan alivio

pieuvre 3

Pulpitos lanudos vigilan a los recién nacidos en el área de cuidados intensivos.

Historia escrita por Jack Brockley

Los bebés prematuros generalmente necesitan asistencia los primeros días de vida. Los tubos envían aire y oxígeno a los pulmones aún en desarrollo. Los parches en sus cuerpitos están conectados a los monitores que verifican la temperatura, el pulso y la respiración.

Pero las pequeñas manitos pueden desconectar accidentalmente estos dispositivos.

En Italia, los hospitales encontraron una solución: suaves pulpitos de crochet. Los deditos de los bebés prematuros juegan con los tentáculos en vez del equipo médico.

Al enterarse de que los voluntarios estaban tejiendo y donando estos pulpitos de juguetes a un hospital en Amiens, la presidente Virginie Ploton sugirió que su club Kiwanis de Saint Quentin de la Tour apoyara esta iniciativa y entregara a los hospitales de la comunidad estos peluchitos cariñosos.

photo 3

“Para ello, fue necesario reclutar tejedoras, comprar kits y organizar tres sesiones de instrucción para tejer porque hay que seguir especificaciones precisas para realizar estos pulpitos”, dice la kiwanis Isabelle Corfa.

Los talleres atrajeron voluntarios de toda clase: mujeres, hombres, padres y sus hijos, jubilados, amas de casa, socios kiwanis y miembros del club de tejer.

La puntada, el bucle y el anudado pueden ser difíciles. Para pasar los requisitos de control de calidad del hospital, el diámetro de la cabeza debe ser de 5 a 6 centímetros; el cuerpecito entre 8 y 10 centímetros y los tentáculos deben tener un mínimo de 10 centímetros sin estirar y un máximo de 20 centímetros estirados.

“Es como una colmena bulliciosa”, dice Corfa. “Los voluntarios están muy ocupados siguiendo las instrucciones, contando, midiendo y ayudando a sus compañeros. Nuestro rol, como socios Kiwanis, fue crear una relación feliz entre los voluntarios, aconsejarlos y ayudarlos a relajarse ofreciéndoles café, te, medialunas y jugo de frutas”.

Los voluntarios tejieron 300 pulpitos. Se revisó cada pulpito para asegurarse que la calidad, el tamaño y los colores fueran correctos. Asimismo se los esterilizó.

Durante el último taller, el club Kiwanis de Saint Quentin de la Tour le entregó un cheque de 800 euros a dos mujeres que decidieron formar una asociación, Créa Coeur, para seguir con el proyecto de tejer pulpitos.

photo 1


 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s